HOME CONTACTOS

CATECISMO MENOR.- AÑO DE LA FE.-

El Papa Benedicto XVI ha convocado a un Año de la FE que comenzó el 11 de Octubre de este año y terminará en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el 24 de Noviembre del 2013.

Con este Año de la FE los católicos del mundo entero conmemoraremos los cincuenta años de la apertura del Concilio Vaticano II y los veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica. 

El Santo Padre, consciente de las graves dificultades que amenazan a la FE en el tiempo  que vivimos, quiere que los católicos nos renovemos en la profesión de nuestra FE, entendida con el acto personal y comunitario de adhesión al Señor Jesús y de asentimiento a todas las enseñanzas de Jesucristo propuestas por la Iglesia.

En el motu propio Porta Fidei, el Papa nos recuerda que la puerta de la FE  se comienza a cruzar en el sacramento del bautismo, que nos da una vida nueva que plasma toda la existencia humana; y concluye con el paso de la muerte a la vida eterna. Por ello, todo nuestro peregrinar terreno es un caminar creciendo en la FE, que como dice San Agustín “ se fortalece creyendo “.

Este Catecismo Menor, cuya novena edición corregida y aumentada, ponemos en tus manos, es un instrumento muy sencillo y útil para conocer y profundizar en los contenidos de nuestra FE.

Se trata de un breve resumen del Catecismo de la Iglesia Católica, presentando con un lenguaje accesible a todos y con la tradicional metodología de preguntas y respuestas.

Hemos hecho un gran esfuerzo por elaborar una edición muy económica, de modo que se difunda en todas las Parroquias, universidades y colegios de la Arquidiócesis, con el deseo de que todos los fieles católicos lo lean y que esta lectura los motive a seguir profundizando en la Palabra de Dios y en las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia.

Invoco a los sacerdotes, religiosas y laicos comprometidos a que difundan la lectura de este Catecismo Menor en sus parroquias y comunidades. También invito a los profesores de Religión a catequistas, a que de manera creativa y a través de concursos fomenten el estudio de este Catecismo Menor entre sus alumnos.
Por último, animo a los padres de familia a repasar los contenidos de este Catecismo en sus hogares, recordando que ustedes son los primeros catequistas de sus hijos y que la familia es “ iglesia doméstica “.

Que María Santísima, Nuestra Señora de la Evangelización, que conservaba y meditaba con cuidado las palabras de su Hijo en el corazón, nos ayude en este Año de la FE, a conocer y amar las verdades de nuestra FE católica, a vivir una vida sacramental intensa y a anunciar la Palabra de Dios como verdaderos forjadores de la Nueva Evangelización.

Con mi bendición pastoral.

+ Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne
Arzobispo de Lima y Primado de la Iglesia  


“ La puerta de la FE, que introduce en la vida
de comunión con Dios y permite la entrada
en su iglesia, está siempre abierta para nosotros “


FUENTE : Cortesía de la Parroquia Santa Rosa de Lima.
                    Distrito de Lince.

( SIC )
GLM.

NR. Precisamente, es lo que cofradianazarenaperu.com  hace y hará, unos para recordar y otros para aprender.

“ LA VERDAD JAMÁS DAÑA
UNA CAUSA QUE ES JUSTA “



Mahatma Gandhi, Pensador Indú

 

Volver

LA FE.-
La FE es, generalmente, la confianza o creencia en algo o alguien. Puede definirse como la aceptación de un enunciado declarado por alguien con determinada autoridad, conocimiento o experiencia.

Las causas por las cuales las persona se convencen de la veracidad de una FE, dependerán de los enunciados filosóficos en los que las personas confían. La palabra FE puede también referirse directamente a una religión o a la religión en general, sin embargo, tener FE no implica tener una religión. Al igual que la confianza, la FE implica un concepto de eventos o resultados futuro, y puede no carecer de un mínimo de pruebas.

LA FUERZA RACIONAL.-


Si la FE nace de un postulado, se la combina con evidencias del pasado y un soporte razonable por el cual se establece un resultado esperado, se despertará en la persona un toque de anhelo que la inducirá a actuar para conseguir lo esperado. Así pues, dará como resultado una fuerza interior cauta, que procurará asegurarse de que las condiciones son las ideales, y sobre todo y lo más importante, posee dominio de la razón sobre sus actos. A este respecto no es una fuerza interior bruta que nace y no se sabe como.

  • La voluntad es la expresión de obras por la explicación satisfactoria a nuestro convencimiento. En ello va nuestra confianza en las premisas, postulados y/o suposiciones que nos permitirán falsar el conocimiento. Si bien, nuestra voluntad será nula ante un planteamiento no satisfactorio desde el punto de vista racional.

  • La esperanza es el anhelo que se tiene por ver resuelto y finalizado un trabajo. Este trabajo está sujeto a un método, que a su vez se sujeta a una teoría.

  • La creencia es la parte de buena voluntad que ponemos a la hora de trabajar. Si esta condición no se diese, la persona negaría su cooperación.

LA FUERZA MORAL.-
  • Es lo que una persona sostiene en el medio social de la vida cotidiana. Si la FE no nace como fuerza interior, sino sencillamente uno acepta directamente la autoridad de una persona por algún tipo de temor mórbido a ser castigado o por ganar la recompensa prometida. En este caso la fuerza nace de la propia voluntad de la persona. Este tipo de sumisión, tiene a largo plazo y de violarse la promesa inicial (bien las pautas por las cuales se castiga o las pautas por las cuales se premia) el agotamiento y pérdida de a FE y/o la pérdida absoluta de la sumisión. Caso de que la persona persista en sostener esa FE aún mas allá de la pulsión que le permita someterse, se corre el riesgo de enfermar. Si estas bases no se violan, la persona continuará sana y satisfecha de observar que su esfuerzo sirve de algo (bien para no ser castigado y/o bien para ser premiado, las mismas bases que se usan en el adiestramiento de cualquier otro animal) De esta sumisión nace la FE como doctrina religiosa.
    Voluntad moral es la expresión de nuestros actos por la confianza en que lo aplicado será de beneficio para otros. Esta actitud parte de una persona sana, satisfecha consigo misma y relativamente feliz.

  • Esperanza moral es la expresión de nuestros actos por la confianza de que obtendremos un entorno moralmente acorde a lo que establecemos como bueno, ajustando nuestro comportamiento, dado que es lo moralmente correcto.

  • Creencia moral es la firme convicción, mas allá de cualquier argumento que pretenda persuadirnos de satisfacernos de otra manera, expresando nuestros actos por la confianza de que estaremos agradando a alguien poderoso y que este hará lo que promete porque tiene el poder para hacerlo.

LA FUERZA EMOCIONAL.-

  • Si la FE nace de un deseo, en el cual se ha encontrado una creencia que lo apoya y añadiéndole la fuerza que aporta la aprobación grupal de un colectivo a la autoestima y dignidad de la persona, así como de la confianza absoluta que el propio individuo le confiere a sus propios deseos, dará como resultado una fuerza interior bruta sin FE no es la prueba del corazón puro.

LA FE SEGÚN LA BIBLIA.-
  • La FE es un concepto judío que se deriva de la palabra hebrea emuná que significa tres cosas: firmeza, seguridad y fidelidad. Para el pensamiento judío, una FE que no incluya seguridad o fidelidad, es lo mismo que separar el espíritu del cuerpo, es decir, es una FE muerta (Sgo. 2; 26 ).
Esta es la definición de la FE dada en la carta de los hebreos :

“La FE es la certeza de lo que se espera y la evidencia de lo que no se ve” (Heb. 11; 1 )

La palabra griega “élenjos” se suele traducir tradicionalmente por: “convicción”, pero como hemos visto la FE no es solo convicción; sino obrar consecuentemente con lo que uno cree. Élenjos también significa “Evidencia” o “prueba de algo”. Así pone Yakov (Jacobo, o Santiago) el ejemplo de Abraham; que creyó a Dios y le fue contado por justicia, pero únicamente validó esa convicción cuando llevó a su hijo al altar, como Dios le había mandado (Heb. 11; 17; Stg 2; 21-22 ).

SIC
Fuente: Internet.
Referencias
1.- Real Academia Española: FE. (en español)
2.- http://www.merriam-webster.com/dictionary/faitmerriam - wster.com

GLM.


 

Volver

PACHACAMILLA, BARRIO NAZARENO.-

Hermanos, quien es aquel que no recuerda los amigos, “palomilladas” de aquel entonces, el Colegio de su Barrio, la bodeguita, su cine, “gorrear tranvía”, la pelota de trapo, los carnavales, personas mayores que hicieron grata nuestra niñez y juventud, de lugares de grata recordación y tantas otras aventuras que nos hacen regresar con nostalgia a nuestra vida de aquellos tiempos pero siempre muy satisfactorios, que marcaron profundamente nuestras vidas, recordar, siempre recordar, porque bien se dice que “Recordar es vivir”, mas cuando uno está lejos de lo suyo, sus raíces.

Pachacamilla, nuestro barrio, el de las Nazarenas, el del Señor de los Milagros, que así como los Barrios Altos con la Virgen del Carmen, el Callao con su Señor del Mar, la Virgen de la Legua, Surquillo, La Victoria, Chorrillos, en el Norte El Señor de Motupe, La Cruz de Chalpón, etc. etc. que también de seguro y definitivamente tienen su encanto y con gran fe, y hermanos, amigos, cuando lean estas líneas, cierren sus ojos recuerden con mucho amor el vuestro.

Si bien es cierto al Templo de las Nazarenas asiste mucha feligresía a las misas dominicales desde las 7.00 de la mañana hasta las doce del día, suman un promedio de 350 feligreses por misa aunque aumenta a 450 ( a pesar del aforo ) a las 8.00am y 12.oo. muchos de ellos hoy casi son desconocidos y ahora muy pocos del barrio, consideramos que ello se debe a que en el correr de los años, muchos han emigrado a otros lugares mas lejanos de la ciudad y fuera del país por diferentes causas; pero unos así lejanos el día domingo asisten a su misa al Templo y los que se encuentran en el extranjero cuando vienen al Perú en cualquier mes del año y/o principalmente en Octubre por la procesión, y de ninguna manera dejan de acercarse al Templo.

Antaño, ingresar al templo los días domingo era casi imposible, por “CADA DOMINGO A LAS 12” por la masiva asistencia que teníamos los Hermanos Cargadores, porque se nos había hecho y a los menores formado,  que debíamos de asistir a la misa , como nos inculcaron nuestros padres del Catecismo, “ Asistir a misa todos los domingos y fiestas de guardar”.

Hoy, especial y obligatoriamente asistimos a misa de acuerdo a un rol establecido por la Hermandad, los Hermanos y Hermanas.

En nuestro barrio de Pachacamilla, teníamos las zonas mas “sabrosas” del Cuartel Primero, que por cierto y en el tiempo llegaron a formar parte de nuestros “Recuerdos y Tradiciones Nazarenas”. Por ejemplo, entre las Iglesias: San Sebastián, del Jirón Ica, Monserrat en Jirón Callao en la Plazuela de Monserrat, San Agustín en Jirón Ica 281, Santa Rosa, Santo Domingo, La Inmaculada en la Colmena Santo Domingo en Jirón Lima y para cerrar la Lima cuadrada la Catedral de Lima.

Colegios  Como el famoso “Colegio Malambito” que cuando pasaba el Señor en su recorrido procesional le hacían homenaje, ubicado en Jirón Cañete calle Malambito 614 hoy C.E. Andrés Gonzáles Valencia, el Liceo Peruano en jirón Moquegua calle Animitas 614 ( mis escuelita) La Inmaculada, hoy Universidad Federico Villarreal en la Colmena, San Agustín, antiguo colegio, y bastante grande,  “Las Nazarenas” en plena avenida Tacna con Huancavelica exclusivo para niñas Cultura Moderna, De Lourdes, la verdad, muchísimos mas. Imagínense todos estos escolares en general y sus padres asistían a las misas a Nazarenas.

El famoso y recordado Mercado de la Aurora.

Entre los Hospitales : El Arzobispo Loayza en la Avenida Alfonso Ugarte, San Bartolomé (antes Neoplásica) y una Posta Médica Infantil muy reconocida y de muchísimos años, lamentablemente desaparecida, las madres de familia hacían largas filas para ser atendidos sus niños, llamada “La Gota” situada en el Jirón Callao a cargo del Pediatra Dr. O´Connor.

Entre los Teatros : El Municipal, bellamente reconstruido, donde era solo para grandes espectáculos, conciertos, ballet, Zarzuela, con Alejandro Ortiz Tirado, Alejandro Granda, Luis Alva, entre otros. El Segura en el jirón Huancavelica 2ª. Cuadra, donde solo se ofrecía gran teatro de espectáculos, zarzuelas con José Moreno Torroba, Manuel Abad, Juan Carlos Croaré, Antonio Luján, Lucho Córdova y Olvido Leguía, Paco Andreu y Antonia Puro, la gran familia Ureta y Travesí, María Antinea, Lola Flores, Carlos Pous, y el Gran Mago Fu Man Chú y muchas mas de extraordinaria calidad.

En las fiestas de Carnaval, estos teatro la Municipalidad de Lima los convertía en grandes salones de baile popular y eran con los de Barranco, denominándose a éste en los teatros “El Baile de los Artistas”.

Centros Musicales como : Felipe Pinglo Alva, Pedro A. Bocanegra, “Centro Musical Unión” solo única y exclusivamente se tocaba y cantaba música criolla, y con la asistencia permanente de María de Jesús Vásquez, Alicia Lizárraga (ambas del barrio) los Hermanos Velásquez, Rafael Matallana, Aurelio  Collantes y muchísimos mas.

Bien hermanos, ustedes se preguntarán y a que vienen todas estas menciones ( y podríamos mencionar mas ) quizás algo triviales para nuestro trabajo. La repuesta es muy sencilla, es que todo ello tiene una vida de estrecha relación con nuestro quehacer nazareno y principalmente a que debe usted imaginarse la cantidad de hospitales, colegios, solares, quintas y otras viviendas como la Quinta Nazarenas con 24 casas y muy grandes, los solares en Jirón Huancavelica, Angaraes, La Oroya, y tantos y tantos negocios que hacían muy grande y muy poblado nuestro barrio “ PACHACAMILLA, NAZARENAS “ presuma usted la población y productiva que existía, muchas lamentablemente desaparecidas debido a la inmigración y terremotos acaecidos y reiteramos, la gran mayoría, por no decir todos, asistían al Monasterio de las Nazarenas y nos permite evaluar y hacernos una idea de esta población concurrir a todos los acontecimientos religiosos.

Hermano, lo mas probable es que mientras leía este modesto trabajo, recordaba su barrio, la verdad, que placer.


“ LO QUE CONSTITUYE LA FELICIDAD NO ES   
TANTO LO MUCHO QUE POSEEMOS SINO  
QUE TANTO LO DISFRUTAMOS “


GLM.

 

Volver

TEMA : 1700 AÑOS DEL TRIUNFO CRISTIANO EN ROMA.-
DE  : 
ISAAC BIGIO



El 28 de Octubre del año 312 es una fecha histórica que marca el inicio de la transformación del cristianismo, un culto perseguido o marginado en Roma, en la religión del entonces mayor imperio occidental

En esta fecha se dio la batalla del puente Milvio en la cual Constantino derrota y mata a su rival Majencio para pasar de ser uno de los 4 jefes de una tetrarquía y devenir en el único emperador de Roma, a cuya capital entra triunfante al siguiente día.

Constantino gana dicha batalla, a la que había entrado con menos soldados, tras haber declarado que tuvo una visión de Cristo quien le habría dicho que le daría la victoria si adoptase como su símbolo el crismón (una P sobre una X  las mismas que son las dos letras iniciales de la Palabra de Cristo en griego ) cosa que él hizo Durante los 25 años de su reinado como emperador absoluto Constantino mantuvo inicialmente los cultos a los dioses del Olimpo y solo se habría bautizado poco antes de morir en el año 337 en Nicomedia ( Izmit, Turquía ) aunque luego sus sucesores promoverían el cristianismo que en el 380 sería proclamada por Teodosio I  como la religión del Estado.

Constantino apenas llegó al poder legalizó el Cristianismo en el edicto de Milán del 313, impulsó la construcción de iglesias y fue adptando varios códigos morales cristianos. Luego logró que el cristianismo rompa sus antiguas ataduras con el judaísmo ( religión en la que siempre Jesús se mantuvo como un discípulo ortodoxo aunque renovador ) para abrazar varios rituales nuevos, algunos provenientes de la teología de los greco romanos o de Mitras. Fue él, pese aún estar no bautizado quien comisionó la depuración y selección de textos y evangelios que entrarían a la Biblia oficial y luego quien en el 325 capitaneó el concilio de Nicea que estructuró al catolicismo, como una religión universal y oficial. Si Jesús en vida guardó todos los preceptos judíos (guardar el sábado como día sagrado y todas las fiesta hebraicas ; no comer cerdo, mariscos, sangre o carne con leche; circuncidar a los varones; peregrinar a Jerusalén , etc ) la nueva religión adoptaba por Roma y basada en el culto a Cristo y a la Trinidad se desprendía de ello, adoptaba el domingo y el calendario solar, los santos, el Papado y una serie de nuevas formas de culto que transformarían al catolicismo en lla mayor religión europea y luego americana.

Pese a que Constantino fue santificado él tuvo una vida no muy santa; persiguió varios cultos y mató a millares incluyendo a un hijo y a su esposa Fausta a quien hirvió. Su madre Helena, en su viaje a Palestina, construiría allí las 3 memorables iglesias que han sido masivamente visitadas; las del Santo Sepulcro, la del Monte Olivo y la de la Natividad.

SIC.
        Fuente : Mundo al Día - Diario OJO
        I. Bigio. Analista Internacional.


     “ El amor consiste en sentir que el ser sagrado
        late dentro del ser querido” .


Platón, Pensador Griego

GLM.


 

Volver

HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS DE NAZARENAS DE AUXILIO MUTUOS ASOCIACIÓN MUTUALISTA.-  PARTE 1

Debemos ocuparnos de este asunto debido que al señalarse una Asociación Mutualista del Señor de los Milagros de Nazarenas y al haberse percatado los hermanos, que son muchos, de su existencia, por  otros conductos, se han preguntado cual es la  vinculación o relación entre ambas instituciones, entonces , hemos considerado importante mencionarles datos de la mencionada Asociación Mutualista del Señor de los Milagros.

Tal y conforme se describe como titular del presente es real el nombre de esta institución. Esta, fue fundada el o2 de Noviembre de 1878 según acta del 04 de Septiembre de 1892, donde se nombra una directiva momentánea presidida por el hermano don Manuel Camacho y Vicepresidente Don Toribio Perco y Secretario don Pedro Valderrama, Consta en esta acta que el fin principal de esta institución era socorrer a todos los hermanos que estuvieran en desgracia porque se decía que los que morían lo hacían de una manera triste.

La Institución obligada por las circunstancias tuvo que entrar en un receso afortunadamente no muy prolongado, debido a que el 5 de Abril de 1879 se declaró la guerra del Pacífico hasta el 9 de Septiembre de 1892.

De las Investigaciones realizadas hemos ubicado gracias a su Presidente actual, hermano Cargador de la 6ª. Cuadrilla don Angel Paredes Zeña, información amplia y pormenorizada con libros de actas y mucha documentación, y con gran nostalgia a bellos recuerdos y acontecimientos, que ustedes se podrán dar cuenta al llevar a cabo la lectura del presente, por que se necesitarían muchas líneas para remarcar la belleza de su trayectoria pero hemos elegido solo algo ya que es un tema bastante extenso.

Desde 1892 esta institución ha tenido 22 hermanos Presidentes, a saber :

 - Don Pedro Valderrama ............................1892 -1893  
-      “   Vicente Talavera......... ...................  1894 -1895
-      “   Humberto Torres ............................  1896 -1897
-      “   Juan de Dios Irigoyen.....................   1897-1898
-      “   Pedro P. Valderrama.......................   1899-1900   
-      “   Lorenzo J. Castillo.........................    1900- 1901
-      “   Nicolás Murillo...............................   1901- 1902
-      “    Fco. Higueras Fernández ..............   1902   (+)
-      “    Nicolás Murillo..............................   1902 - 1905
-      “    Gaspar Leonarte y Viñas...............    1905 -1930 (*)
-      “    Manuel Arguedas..........................    1930 - 1931
-      “    Manuel Arguedas .......................      1931 - 1933   
-      “    Gaspar Leonarte y Viñas .............     1934 (+)
-      “    Valerio Salas................................     1934
-      “    Juan A. Luna ...............................      1934 - 1940
-      “    Moisés Cajo Paz Soldán...............     1940 - 1941
-      “    Andrés Carrasco León .................     1941 - 1945
-      “    Alberto Marticorena Avila .........      1946 -  1947
-      “    Alberto Yesquén Córdova ...........     1948 - 1949
-      “    José Mendoza Romero..................     1949 - 1962
-      “    Alberto Bresciani Roverano..........     1963 - 1966  
-      “    Teobaldo Carrasco Avalos............     1967- 1972
-      “    Manuel Uribe Carrillo ...........            1973 -1975
-      “    Alberto Fuentes Mendoza............      1976 - 1981
        “    Fabio Changanaquí Coloma..........     1981 - 1982
       “    Angel Paredes Zeña ......................     1982 – 2010      
 
Ahora, antes de entrar en mayores detalles debemos referirnos cuando los hermanos, fieles y feligreses se preguntan y hay que responderle claramente con la única finalidad de que quede bien establecido, es consideramos necesario informarles lo siguiente  Si bien es cierto que esta institución lleva el nombre de Auxilios Mutuos (Asociación Mortuorial ) actualmente no tiene otra vinculación con la Hermandad de Cargadores y  Sahumadoras del Señor de los Milagros de Nazarenas que, ambas instituciones veneramos a nuestro Divino Patrón.    
El Señor de los Milagros, pero que si una etapa parte sumamente importante de la vida de ambas instituciones,  ésta se preocupó de socorrer a los hermanos con asistencia médica, contando para ello con un gran grupo  de galeno, con sistema de atención, dietas en efectivo y  mortuorio.
      
Esta asociación en sus inicios estuvo formada por Hermanos Cargadores de las Cuadrillas, Hermanas  cantoras y sahumadoras de la Hermandad, aunque sin        obligación alguna, vale decir la inscripción quedaba a libre voluntad de los hermanos, su  reglamentación separada de   lo que es la Hermandad.
Esta conformación se debió a que los hermanos cargadores y grupos de cantoras y sahumadoras de aquella época, no contaban con ayuda médica ni Mortuorial hasta   el año 1947 en la que se hacen oficialmente las Mortuoria   les de Cuadrilla. Se sabe por informaciones que las  cuadrillas octava, segunda, sexta y 10ma. ya tenían conformada su Mortuorial.

 

HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS DE NAZARENAS DE AUXILIO MUTUOS ASOCIACIÓN MUTUALISTA.-  PARTE 2

Corría el año de 1954 en la Hermandad de Cargadores se organizaron las Mutualistas por Cuadrilla, por ello muchos hermanos renunciaron a la Asociación Mutualista, para solo pertenecer a la de su cuadrilla y muy pocos quedaron en las dos, la que también desapareció, y se formó finalmente la Rama de Auxilios Mutuos de la Hermandad Decreto 027-H-RFR del 31-11-96 de inscripción obligatoria.

Esta institución se inició con solo 42 socios que luego se incrementaron enormemente con el ingreso de hermanos las mortuoriales de cuadrilla donde muchos hermanos renunciaron por la obligación de pertenecer a éstas, solo habían quedado 25 socios y acotamos que no solo hermanos ingresar, tal como viene sucediendo.

  Por aquellos tiempos y por hacer historia, debemos contarles los hermano solo abonaban la suma de S/. 2.20 según sus normas dos soles para cubrir sus presupuestos y los 0.20 ctms. Pro local existiendo aparte un bono de S/. 10.00 llamado Pro Edificio. A la fecha se abona la suma de S/. 10.00 soles mensuales obteniendo un beneficio de S/. 1,000.00 incluyendo el valor del nicho perpetuo, y por defunción la suma de S/. 150.00.

  Hace años y bastantes, existía atención médica personal en el local y consultorios médicos externos para los socios,  una dieta pecuniaria y en efectivo, primero de S/. 0.60 cv.  que luego subió a S/. 1.20 diarios, solo por un mes para  casos delicados y asociados enfermos. La sociedad contaba con un gran cuerpo médico descentralizado y debidamente  organizado en los consultorios privados de los Médicos socios, y gratuitamente, con días y horarios en Lima, Callao y Balnearios del Sur. Consideramos que se debe ser grato con nuestros hermanos y recordarlos siempre, pues estos   doctores fueron : Dr. Don Fernando Llaque – Leoncio Ampuero – Maximiliano Aponte – J. Ernesto Melgar – Melquíades Gonzáles Cano – Alberto Samamé – Manuel S. Roman – José Parodi – Isaac Castillo – David Delucchi.

Como producto de nuestras averiguaciones nos enteramos  por escritos que datan de 1948 en los que se da cuenta de los Hermanos PROTECTORES de la Sociedad Mutualista, a su vez pertenecían a la Hermandad de Cargadores y que no solo atendían las necesidades de ambas instituciones si no también las del Monasterio y debemos referirnos a: Luis Guillermo Ostolaza – Carlos José Salas y Perales – Neptalí Chavarri – Benigno Valdivia – Miguel Pacheco Medina – Manuel Vélez Picasso – Juan B. de Lavalle – Eduardo García Calderón (padre) – Eduardo Arena – Ing. Flavio Dávila – Juan Lavaggi – Guillermo Seoane – Gabriel Pacheco Arévalo – Pedro Beltrán Espantoso – Carlos Voon der Haydee, Ricardo Ureña – Dr. Emilio Trigoso – Luis Vergara – Rafael Venturo – Felipe Thorndinke – Eduardo Dibós Dammert – Luis Gallo Porras – señora Agripina Anderson de Aspílla – Hortensia Gonzáles Olaechea – Gustavo Ocampo – Juan A. Sancho Dávila.

Esta asociación posee actualmente su local propio en el Jirón Cañete 360 Lima cuya construcción se inició en el año 1957.

El día dos de Noviembre de 1978 se celebró el centenario de la fundación de la Asociación Mortuorial siendo los Padrinos don José I. Leonarte Elguera y su esposa doña Berta Maradiegue de Leonarte (mis padres) cuyas placas recordatorias se encuentran instaladas hasta hoy en el gran salón de la asociación, en dicha fecha se le nombró a don José Presidente Vitalicio nato de la Asociación.

Debemos ser agradecidos y dejar constancia de que el dinero lo proporcionó para la adquisición del terreno la señora Agripina Anderson de Aspíllaga y sus hijos Carlos, Luis, Gustavo, donde luego se levantó el local de la Asociación Mutualista de Cargadores y sahumadoras de la Hermandad del Señor de los Milagros, sito en jirón Cañete 360 Lima.

       “CUANDO VEAS A UN HOMBRE BUENO, TRATA DE IMITARLE
              CUANDO VEAS A UNO MALO, EXAMÍNATE A TI MISMO.”
   
                                     Confucio, Pensador chino

GLM
 

Volver

TEMA : EL SEÑOR DE LOS MILAGROS Y EL MONASTERIO DE LAS NAZARENAS.-
DE :
ISMAEL PORTAL


Entre los grandes atractivos de la vida en la muy noble y leal ciudad de Lima cuéntase desde añejos tiempos las fiestas y las procesiones religiosas.

Los niños, especialmente encuentran en aquellas, verdadero placer, a punto tal que fue siempre cruel pena de la de privarlos de asistir a la determinada procesión, cuando ha sido necesario corregirlos en sus travesuras.

Recordamos que, cincuenta años ha, nuestra mayor felicidad consistía en gozar de la procesión de las “quince andas” que salía del templo de Santo Domingo. Por entonces., eran quince, efectivamente, las efigies de santos que se echaban a paseo, entre ellas la de San Pío V, que muy arrellenado en su sillón armado de rica tiara y báculo, absorbía por completo nuestra curiosidad.. Aquella procesión era muy concurrida, lo mismo que la Santa Rosa, nuestra querida paisana y la de Mercedes, con asistencia oficial, ambas; el “encontrón” de Domingo y Francisco que se realizaba en la Plaza de Armas y otras muchas. Pero ninguna ha sido mas popular ni ha movido mas el sentimiento de la piedad que la del Señor de los Milagros, que sale del Monasterio de la Nazarenas y recorre, entre nubes de incienso, gran parte de la capital, durante los días 18 – 19 de octubre y 28 del mismo, día este último en que termina la novena y se efectúa con gran solemnidad la fiesta en su honor.

Al Señor de los Milagros lo queremos muy de veras los limeños. Todas las clases sociales le rinden culto a porfía. Las damas de la aristocracia no le abandonan ni un solo instante en su novenario, y envían al templo cera y flores en cantidad considerable. Y en cuanto a las clases populares, basta decir que hay una sociedad formada por mas de trescientos individuos, con el único objeto de llevar sobre sus hombros el enorme peso de las andas, alternándose por partida de doce, de trayecto en trayecto, habiendo llegado al caso de invalidarse algunos en el desempeño de su voluntario cometido, por cuya razón llegóse a suprimir la visita que hacía el Señor a la Buena muerte, en donde era indispensable subir las andas no menos de seis gradas. Además de hacer gratuitamente ese servicio, dichos asociados abonan una modesta cuota destinada al sostenimiento de la sociedad a la que pertenecen. El nombre que ésta lleva es el de “Cargadores del Señor de los Milagros”. A la voz de un tanto apagada y por el tiempo, de “Para la cera de Nuestro Amo y Señor de los Milagros”, solicitan limosnas algunos de sus miembros, ofreciendo estampas y cordoncitos para el cuello.

Estos cordoncillos, que se llaman “de los Milagros”, recuerdan la soga con que el buen Jesús fue arrastrado por el mundo ingrato y pérfido. Las religiosas de aquel convento los usan en mayores dimensiones, y sobre la túnica morada llevan al cinto gruesa soga; es el traje Nazareno completo, en una palabra.

Como corren distintas versiones sobre el origen del Señor de los Milagros, vamos a sujetarnos en este relato a las que fijan mas de cerca la verdad histórica.

Todos sabemos que allá por los primeros albores de la conquista, la importación de la raza negra dio labor y provecho a todos los traficantes. Fue pues, con tal motivo, como se fundaron asociaciones de negros para auxiliarse mutuamente. Una de estas asociaciones o “cofradías” se estableció en los terrenos de Pachacamilla allá por la primera mitad del siglo XVI, y era de negros Angolas... Dice la tradición que una de las paredes de ese local  “apareció” se la pintura del Cristo que se venera en Nazarenas, y que fueron vanos los esfuerzos que en distintas épocas se hicieron para borrarla, pues volvía luego a presentarse. La Imagen del Señor fue pintada por un negro de aquella cofradía, lo que en verdad no deja de llamar la atención, por mucho que nos fijemos en que cabe en cualquiera la afición al arte de Apeles y Rafael.

Agregando a la circunstancia de ser UN NEGRO... el autor de tan magnífica pintura, la no menos misteriosa de ser esas pared la única que quedara en pie e intacta cuando visitó la Metrópoli el terremoto del 13 de Noviembre de 1655, tendremos perfectamente explicada, “la aparición”, es decir el tanto por ciento que ganan esas cosas en el correr de los siglos y en la imaginación mas o menos fecunda de las clases populares.      

Desde entonces, el vecindario comenzó a rendirle culto al Señor de Pachacamilla, que por los favores que continuamente recibía del cielo, llegó a llamarse de LOS MILAGROS. Un devoto, don Andrés León que levantó la ramada en 1670, para defender de los rigores de las estaciones a la crecida concurrencia que acudía en demanda de la satisfacción de sus diversas necesidades espirituales. Tratóse luego de arrebatar a la piedad ese sitio, y el proceso judicial fue tan lejos que hasta la Corona de España tuvo que intervenir en él, para salvar de mayores dificultades.

Entre las muchas personas que demostraban su interés por la suerte del Señor de los Milagros, contábase para ello con la señora Antonia Maldonado de Quintanilla, la fundadora de las Nazarenas, don Sebastián de Antuñano, el capitán Roque Falcón, propietario del terreno donde que ocupada la ramada que ocupaba el Señor de los Milagros. El Papa Benedicto XIII, quien decretó la erección del Beaterio en Monasterio el 27 de Agosto de 1727, realizándose la instalación solemne el 18 de Marzo de 1730; saliendo del Monasterio de Santa Tersa o el Carmen Nuevo, tres religiosas, con el objeto de llevar cabo la fundación de las Nazarenas, pues era la Regla y Constituciones que las nuevas monjas iban a seguir. El Excmo. Señor virrey Marqués de Castelfuerte acompañado de el Vicario general de Monjas Dr. Andrés Pérez y Armendáriz, y otras eminencias Las directoras Reverendas Madres Bárbara de la Santísima Trinidad – Priora, Grimanesa Josefa de Santo Toribio, Sub Priora Ana de Joaquín.

VISITANDO EL CONVENTO.-

A mediados de Junio último, nos acercamos con espiritual regocijo al torno y suplicamos que se nos llamara a R. M. Abadesa, dando por supuesto, nuestro modesto nombre.

No tardó mucho en presentarse la Superiora de las venerables nazarenas; y después de escucharnos amablemente elogiando la buena monja nuestra vieja labor en pro de los intereses católicos como también pidiéndonos que llenáramos las formalidades del caso, dispuso se nos permitiera la entrada.

Y luego penetramos. Es el Monasterio de las Nazarenas un campo de piedad, acaso, de los que mayor recogimiento inspiran. Parece que todo allí fuera sobrenatural, divino. Esos claustros de remota antigüedad, nos invitan a la concentración del espíritu y nos traen a la mente, entre mil y mil recuerdos, el tipo caballeresco del Virrey Amat, con el ceño adusto, dictando medidas de todo orden para la correcta erección de esa santa casa.

Como ha de comprenderse, prima la idea del Señor de los Milagros. Y a los pocos pasos, queríamos ya verle, encontrarle en su propio hogar, conocer su sagrado recinto, y por lo tanto, rogamos a la Abadesa que se dignase conducirnos a ese lugar.

Bien cerca le teníamos ”Aquí vive nuestro Padre”. Nos dijo enseguida la Superiora- señalándonos una linda capilla.

Casi, le desconocimos. Habituados a verle, desde edad temprana, en sus pesadas andas, circundado por rayos enormes de plata y nuestras abiertas calles, difícil se hace distinguirlo allí sin sus galas.

La Capillita es un dije, y está adornada con ese arte y delicadeza que son propios de las vírgenes de nuestros monasterios.

Al frente se halla el claustro. Vense en las paredes de este, algunas pinturas al fresco, copiando determinados sucesos de la ejemplar vida de la fundadora. Una de esas pinturas recuerda a la venerable Madre Antonia la noche trágica de una inundación en la huerta, de rodillas, orando, y tan extasiada que no sentía el agua que le cubría ya las piernas; siendo sorprendida en esa actitud por sus hermanas que afanosamente la buscaban.

Los detalles de aquel suceso, no solo en lo relativo al peligro que ofrecía el desborde de las aguas, sino, especialmente, en la maravillosa cesación y el retiro de ellas, no dejan duda de la eficaz intervención de la sierva de Dios a favor de esa casa santa de sus desvelos y de todo su amor.

La extensión del Monasterio ha sufrido menoscabo de cierta consideración, últimamente, a causa de haberse construido en una faja de terreno varias casas y almacenes como, asimismo, en la apertura de una nueva calle. Sin embargo, no es poca la capacidad de que se dispone; pero entendemos que ya no se les debe estrechar más a esas monjitas, tan queridas por todas las clases sociales de Lima, que ven en ese histórico monasterio el reflejo de las heroicas virtudes de pasadas generaciones y augusta morada del Patrón de la Ciudad, “Nuestro Amo y Señor de los Milagros”.

Seguramente – y los hechos lo demuestran – las religiosas nazarenas de todos los tiempos, han puesto gran cuidado en la conservación del edificio, en todas sus partes. Nada diremos del templo, que a la vista se halla y pueden apreciar su magnífico estado; nos referimos tal y conforme fue erigido, sin que se advierta cambio alguno, y, no obstante, allí palpita intensamente el espíritu de la colonia y se dibuja por donde quiera que vaya la mirada, la mano vigorosa y severa en el fondo, de grandes artífices.

Y bien han hecho, y hacen, las dignas hijas de Jesús Nazareno, porque es un honor muy grande para Lima, ser la única ciudad del mundo católico que cuenta con la Orden de Nazarena, instituida exclusivamente para ella.

Por eso, el hábito que usan el hábito que usan es morado y ciñen su cintura con el grueso y anudado cordón blanco que usó el Redentor.

Nos disponíamos ya a dejar, infortunadamente el local, después de aspirar ese ambiente suavísimo, confortante, vivificador, cuando una ráfaga luminosa nos trajo la silueta admirable de la Madre Antonia Lucía, y nos sentimos obligados a una espiritual despedida....

Sabe su Reverencia – dijimos a la digna Priora – le vamos a pedir una última gracia, y es que nos lleve a la tumba de la fundadora, para agradecerle con toda nuestra alma, el habernos concedido la dicha de visitarla...
- Está en el coro, señor- nos respondió.
- Pero... entonces, madrecita, ¿ no nos puede dispensar este especialísimo servicio ?...
- ¡ Que buenas mujeres son éstas que Dios elige y defiende para su gloria
- Venga usted, pues – agregó, con su paciencia, la Superiora- le complaceré...
- Y con toda reverencia nos acercamos luego a la tumba que guarda esos preciosos despojos... ¡
- Todavía más; un obsequio consistente en medallas, estampas, cordoncillos, y una pequeña cruz hecha de madera de las antiguas andas del Señor de los Milagros..
- Gracias, mil gracias, Madre, me abruma Su Reverencia con sus bondades...
- No hay porqué. Esto es para que nuestro Señor le dé fuerzas, para que pueda usted realizar su obra.
- Así lo espero. ¡Adiós¡.

Ismael Portal. Lima, 1863 – Lima , 1934. Periodista, Dirigió el Diario “La Tradición” y colaboró en “El Comercio”, “La Prensa”, y “El Tiempo” y en las revistas “Actualidades y “Mundial”.   
(SIC)

Nota de redacción.- Este ilustre y fecundo periodista a parte de hacernos conocer sobre distinguidas personalidades que colaboraron en forma memorable para con el Señor de los Milagros, nos ofreció grandes trabajos sobre “Las nuevas Andas del Señor de los Milagros”,” La obra de las nuevas andas”, “Los Ángeles. del Anda”.
(SIC)

Latina SA. GLM.

 

 

Volver

TEMA : IRRADIACIÓN DEL CULTO (1ª. Parte)
DE  : 
RP. RUBÉN VARGAS UGARTE



El tiempo no ha entibiado el fervor de los limeños para con su imagen predilecta, antes bien se ha advertido en estos últimos años una como marea ascensional en este punto y el concurso y el concurso de la procesión y a la novena ha ido en aumento. Tan notable es la afluencia de gente que acude en estos días a visitar el Templo de las Nazarenas de la mañana a la noche, que se le podría llamar una continua peregrinación. A los habitantes de la ciudad Se unen innumerables forasteros, venidos de todos los puntos de la república, a quienes su fe, su confianza en el valimiento de la Santa Imagen y su gratitud conducen cada año hasta las gradas de su trono.

Esta circunstancia y el tiempo que ya por entonces se anuncia favorable ha sido causa de que se haya escogido precisamente la segunda quincena de Octubre para la celebración de una feria. No dudamos que la sana intención de los autores de la idea, pero pretender valerse de la gente que afluye numerosa en estos días a la capital para darle animación a las fiestas profanas, no creemos que dice bien con el culto tradicional a la Imagen del Señor de los Milagros, tanto mas cuanto que dicho culto y la procesión con la imagen, se hicieron con espíritu de penitencia y a fin de desagraviar al Señor ofendido por nuestras culpas. Despojarlos de este carácter es desvirtuar el fin con que se establecieron.

Pero si el centro de esta devoción está en Lima, ella a irradiado a otros muchos lugares de la Republica y apenas habrá población de alguna importancia en donde se haya erigido un altar a la efigie del Señor de los Milagros. De este modo su culto se ha convertido de local en nacional y aparece vinculado no ya al nombre de Lima, donde nació, sino al del Perú mismo. Esta expansión se ha verificado de una manera natural y espontánea, pues no existiendo Archicofradía ni otra institución que esté dedicada a su fomento., fuera del Instituto de las Nazarenas, circunscrito al Monasterio de Lima, el desarrollo de la devoción no es sino el fruto del atractivo que ella ejerce sobre las almas.

Pero el culto al Señor de los Milagros a sobrepasado nuestras fronteras y, especialmente en estos últimos años, son muchas las personas, según consta por las cartas recibidas en el Monasterio, que en México, Panamá, Ecuador, Chile, y Mendoza en la Argentina, agradecen los favores obtenidos por medio de esta devoción y atribuyen al Crucificado de las Nazarenas de Lima singulares favores y gracias que dicen haber recibido de su poderosa mano.

La fundación hecha por la Madre María Antonia Lucía del Espíritu Santo parecía el instrumento destinado por Dios para el incremento del culto al Santo Cristo de los Milagros, pero en realidad su desenvolvimiento no ha corrido parejas con el logrado por esta devoción y la sierva de Dios no ha encontrado imitadoras en otros lugares de la República. En cambio, allá en España hubo quienes adoptaron su modo de vivir y vistieron también la túnica morada.

Por una carta que se conserva en el Archivo del Monasterio parece que en Motril, villa de la Provincia de Málaga, muy poco tiempo después de haber sido aprobadas las Constituciones que habían de regir el Convento de Lima, se resolvieron las monjas Agustinas Recoletas de la Visitación a adoptar la misma regla y a este efecto, solicitaron se les remitiesen dichas Constituciones que en el año 1730 habían visto la luz por vez primera en esta ciudad.

Años más adelante y, rigiendo la Arquidiócesis de Granada, dentro de la cual estaba incluido ese Monasterio, el Sr. D. Juan Manuel Moscoso y Peralta, natural de Arequipa y Obispo que había sido del Cuzco, las nazarenas de allende el océano escribían a sus hermanas del Perú, recordándoles los vínculos que las unían y su común profesión.

Las Constituciones de las Religiosas Nazarenas, aprobadas por Benedicto XIII en el año 1727 fueron impresas en Lima dos veces; primero en 1730, y mas tarde en 1765, en la imprenta de la calle Encarnación.

En el Cuzco es conocido hasta el presente el Beaterio de las Nazarenas, situado calle en medio del Seminario de S. Antonio Abad, pero esta casa de recogimiento fundada en 1680 por el oratoriano Domingo de Torres con el objeto de recoger niños huérfanos, solo tiene de común con el Instituto Nazareno el nombre. La fundación del Beaterio fue aprobada por R. C. Del 17 de Febrero de 1683 y en él se mantenían a principio del S. XVIII unas 30 Beatas. El Obispo Mollinedo introdujo en él algunas modificaciones y las autorizó para que viviesen en clausura y pudieran emitir votos simples de religión. Habiéndoles donado una hacienda en Abancay y el Maestrescuela de la Catedral del Cuzco, D. Agustín de Larrazabal, pensaron en transformarlo en Monasterio bajo la Regla de las Trinitarias Descalzas y la Prepósita, Elena Josefa de la Encarnación, presentó en 1718 un Memorial al Rey, pidiendo esta gracia. No les fue concedida y han continuado hasta hoy en el mismo estado.

Daremos aquí los nombres de las Prioras que han gobernado el Monasterio desde su fundación. De 1730 a 1738 la gobernó la Madre Bárbara Josefa de la Sma. Trinidad que vino del Carmen de Santa Ana. Luego la siguieron las siguientes : 1738 a 1778 Grimanesa Josefa de Santo Toribio. 1778 a 1779 Mariana de Santa Pazzis; 1779 Eulalia de Jesús Nazareno; 1784 Josefa Teresa de la Encarnación; 1792 Mariana de Santa Pazzis; 1799 Josefa de la Providencia; 1812 Rosa María del Corazón de Jesús; 1819 Sor Bernarda de la Natividad; 1823 María Agustina de San Javier. V. En el Apéndice las reformas que se introdujeron en las Constituciones aprobadas por Benedicto XIII. El mismo Sumo Pontífice otorgó una indulgencia Plenaria con las condiciones de costumbre para el día 3 de Mayo, fiesta de la Invención de la Santa Cruz.

CONTINUA


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

TEMA : IRRADIACIÓN DEL CULTO (2ª. Parte)
DE  : 
RP. RUBÉN VARGAS UGARTE



Ni el florecimiento del Monasterio de Lima, visible en los orígenes de su fundación se ha mantenido. A partir de 1730, el número de las religiosas que no debería pasar de 33, se pudo ver completo y entre ellas se contaban jóvenes de las mejores familias de la capital. Mucho debió influir en esta selección haber sido fundadora una mujer de tanto ascendiente y de tan acrisolada nobleza como Da. María Fernández de Córdova y Sande, una de cuyas sobrinas Da. Eulalia Colmenares y Córdova fue de las primeras en vestir l túnica, no obstante sus pocos años.

La novedad del Instituto y la circunstancia de haber tenido su origen entre nosotros, debieron también ser causa de que muchas lo abrazasen y por eso en el libro de las que se van admitiendo hallamos nombres como los de Da. Josefa de Valverde y Ramírez, hija de D. Francisco Cevallos y Da. Josefa Ramírez y Rospigliosi; el de Da. Francisca Javiera de Laurnaga y y Ulloa; hija del General D. Pablo de Laurnaga y Da. María Josefa de Ulloa; el de Da. María del Milagro Sancho Dávila y Castro y Da. Tomasa de Salazar; el de Da. Mariana de Jesús, hermana del Conde de las Torres; el de las hermanas Ana María y María Josefa Gastelú, hijas del General Bonifacio Gastelú y Breda y Da. María de Robles, que ingresaron en el año de 1736.

En época todavía mas cercana a nosotros, nos escasearon las vocaciones de personas ilustres y entre ellas podemos citar a Da. María Roca, natural de Guayaquil y hermana del Coronel del Ejército Libertador, Pedro José Roca, la cual hizo su entrada en el Monasterio en el año de 1823.

Muy lamentable sería que este limeñísimo convento, estrechamente unido a uno de los mas preciados tesoros que guarda la ciudad, viniera a desaparecer o arrastrara una vida lánguida por falta de competente número de religiosas.

Es cierto que sus claustros han sufrido con la acción del tiempo y han padecido notable desmedro sus rentas, debido a una administración equivocada y a las leyes de censos y capellanías que las acortaron sin razón ni justicia, pero su restauración no es imposible, antes bien, existen fundadas esperanzas de que días más halagüeños les aguardan, para satisfacción de todos cuantos se interesan por el culto del Señor de los Milagros, ya que el Instituto Nazareno nació y subsiste a fin de promoverlo.

Fuera de lo dicho, cabe señalar también entre las causas que han contribuido a mantener la devoción, las gracias e indulgencias concedidas en diversas épocas por los Sumos Pontífices a las prácticas con que se acostumbra venerar la imagen y a las fiestas establecidas en su honor. Ya nos hemos referido a las otorgadas por Benedicto XIV y Pío VI, en 1750 y 1778 respectivamente, a todos los fieles que acompañasen la procesión de una iglesia a otra; a ellas es preciso añadir las que se concedieron para la fiesta de la Exaltación de la Cruz, el 14 de Septiembre. Hasta los primeros años de la República, ésta se consideró como la fiesta principal por ser la que había ofrecido celebrar perpetuamente el Cabildo, Justicia y Regimiento, desde el año 1715, asistiendo con mazas y en cuerpo a la misma. Dióle nuevo realce la concesión de una indulgencia plenaria a todos los fieles que aquel día visitasen la Iglesia de las Nazarenas, gracia que fue concedida por Su Santidad el Papa Pío VI, por su Breve dado en la Cartuja de Florencia el 25 de Junio de 1799.

Además, este mismo Pontífice, por sus letras: Exponi Nobis dadas en Florencia el 26 de Marzo de 1799, concedió que el Oficio o Misa de ese día fuese elevado al rito de doble de Primera o Segunda Clase, al arbitrio del Ordinario de Lima y el Arzobispo, D. Juan Domingo Gonzáles de la Guerra, por auto del 27 de Noviembre de dicho año, dispuso que fuese de primera clase. Más adelante, la Priora Josefa de la Providencia, pidió la extensión de dicho oficio a todo el clero de la ciudad y el 17 de Noviembre de 1800 el Prelado accedió a sus súplicas. El Papa Braschi, que tantas muestras dio a las Nazarenas de su benevolencia, había concedido también una Indulgencia Plenaria a todos los fieles que, confesados y comulgados y cumpliendo con las prescripciones exigidas en estos casos, visitasen la Iglesia del Monasterio un día del año, que habría de fijar el Arzobispado de Lima. (Letras dadas el 14 de Mayo de 1781). Este señaló para este fin el 27 de Abril, festividad de Santo Toribio de Mogrovejo. Ya antes de esa fecha, sabiendo que todos los viernes del año se tributaban especiales cultos al Santo Cristo, concedió el 2 de Mayo de 1778, una indulgencia de 7 años y 7 cuarentenas a todos los fieles que en uno de ellos, al arbitrio del Prelado, recitaran ante la Imagen algunas preces. Señalóse el viernes primero de cada mes.

Hoy en la fiesta de la Exaltación de la Cruz ha venido a reemplazar la que se celebra el último día de la Novena, o sea el 28 de Octubre, y ella ha sido también enriquecida con especiales gracias. Pío IX, por su rescripto del 9 de Agosto de 1861 concedió al altar del Señor de los Milagros la gracia de ser privilegiado o de ánima, como suele decirse, por el valor plenamente satisfactorio de la misa que en él se celebra en provecho de un difunto

Más tarde, su sucesor Pío X, accediendo a las súplicas de la Priora del Monasterio, concedió una indulgencia Plenaria a todos los fieles que el día 28 de Octubre visitasen la Iglesia con las condiciones de costumbre. (Letras dadas en Roma el 31 de Julio de 1913). Queriendo, además, fomentar la Hermandad consagrada al Culto del Señor, concedió otra indulgencia Plenaria a todos los que se inscribiesen en ella, en el día de su ingreso y 300 días de indulgencia a los que acompañen la procesión.

No se han mostrado menos generosos los señores Arzobispos y Obispo del Perú, muchos de los cuales han concedido 100 y 80 días de indulgencia, sea a los que recitaren ciertas preces ante la imagen, sea a los que acompañen la procesión, asistieren a algunos actos de la Novena o visitaren el templo. Los Delegados apostólicos o Nuncios de Su Santidad también han abierto el tesoro de la Iglesia a favor de esta devoción y uno de ellos, Mons. José Machi, concedió cien días de indulgencia a cuantos rezasen 5 Padrenuestros ante la San Imagen. Finalmente, la Sagrada Congregación de Ritos han aprobado en el año 1942 la misa especial del Santo Cristo de los Milagros para el día 20 de Octubre.

La ciudad de Lima no podía dejar de reconocer al que es su tutelar Patrono. La Municipalidad a propuesta del Concejal, Sr. Carlos Salas y Perales, decidió en 1937 ofrendar a la Santa Imagen el Escudo de la ciudad, hermosamente esculpido. El Domingo 24 de Octubre, después de la misa solemne celebrada en la Iglesia de las Nazarenas, el Alcalde, Sr. Eduardo Dibós Dammert, hizo entrega de dicho escudo al Mayordomo de la Hermandad, a fin de que fuera colocado en las andas procesionales. El Arzobispo, Mons. Pedro Pascual Farfán, quiso darle más relieve a la ceremonia y como por un decreto suyo la Imagen iba a ser trasladada el último domingo de octubre, Festividad de Cristo Rey, a la Catedral, quiso por si mismo bendecir el escudo y depositarlo ante la imagen.

En efecto, dicho día después del Pontifical que en la Basílica tuvo lugar, se sacaron las andas al atrio, dando frente a la Plaza de Armas que estaba llena de gente y, bendiciendo el escudo, fue colocado en la parte superior del arco de plata que sirve de marco al venerado lienzo, donde desde entonces figura como silencioso homenaje de todos los habitantes de la capital a su Patrono y Defensor.

Los Arzobispos de Lima, D. Diego Antonio de Parada, D. José Sebastián de Goyeneche y Barreda, Don Manuel Antonio y Baldini, D. Manuel Tovar, D. Pedro M García y Naranjo, D. Emilio Lisson, y D. Pedro E. Farfán, todos ellos han concedido 80 a 100 días de indulgencia, sea a los que asistieron a Novena y Procesión o bien recitaren algunas preces ante la Sagrada Imagen. Estas indulgencias se pueden ver mas por extenso en el folleto: “Reseña Histórica y Triduo al Señor de los Milagros”, reimpreso varias veces en Lima ( V. Edición de 1940. Imprenta Gil).

SIC.
Historia del Santo Cristo de los Milagros (1984)
GLM.


 

Volver

TEMA : LA SEÑAL DE LA CRÚZ.-
DE  : 
Luis Camino

Cada día, antes de subirme a mi auto, me hago la señal de la cruz para que todo me vaya bien. Es una costumbre que tengo desde que me dedico a hacer taxi con mi carrito.

No soy el único. Mis pasajeros también tienen esta práctica. Uno de ellos es Pepito, un empleado público que trabaja por San Isidro. El detalle con él es que se persigna al pasar por cada iglesia y gruta que tenga un santuario limeño adentro.

“Yo he vuelto a nacer muchas veces. La última vez un colega tuyo casi me hace un taxi al más allá”, me dijo con la voz entrecortada. Creí que había escuchado mal pero era cierto. “Sí, Lucho otro taxista me durmió después de que le pedí que me haga una carrerita a mi casa., luego de salir de una fiesta un poco pasado de copas “, agregó Yo solo le respondí que en esta profesión como en otras hay buenas y malas personas.

La Fe de la gente es inmensa. Y muchos creen que encomendándose a Diosito van a estar a buen recaudo. Razón no les falta. Karina, una secretaria a la que e hago taxi cada mañana para llevarla a su trabajo en una compañía de dulces, también me comentó que ella es muy creyente. “El Señor me ha salvado de varias”, afirma con voz firme de buena cristiana.

Cuenta que después de una operación a la vesícula quedó muy mal. Los médicos no le daban muchas esperanzas de vida. Estuvo en coma siete días. Su familia le rezó al Señor de Muruhuay y le pidió que le devuelva la salud.

A la semana, Karina abrió los ojos y empezó su recuperación. “Desde ése día llevo un Cruz conmigo, todas las noches rezo y cuando paso por una capilla o veo una imagen del Divino Creador me persigno y agradezco una vez más por estar con vida después de esa experiencia” dice Karin.

¿ Y tu porque te persignas, Luchito? me pregunta mi fiel pasajera, Y le cuento que, como buen cristiano, siempre le pido a Diosito que no me abandone, me lleve a mí y a mis pasajeros con vida a mi destino. Nadie está libre”, me dice.

Pero hay otro motivo, por el que nunca dejo de hacerlo, le confesé. Le comenté que una vez casi me choco contra un camión. Me quedé dormido. De pronto una voz me despertó y logré girar mi auto. Si no, hoy ya no estaría aquí. Por eso juré siempre persignarme. “Yo tampoco voy a dejar de hacerlo”. Me asegura.

(SIC)

NR. Con las disculpas del caso del señor Periodista, recuerdo mucho, cuando en las homilías y en mis clases de Religión en la escuelita y a mi madre, y cae muy bien en este artículo, lo que escuchaba siempre: “TU FE TE HA SALVADO” y “HAY QUE PERSIGNARSE, AL SALIR A LA CALLE… AL LEVANTARSE… Y SIEMPRE QUE SE ENCUENTRE EN UNA NECESIDAD O PELIGRO”, (puro catecismo) reiteramos, Y AGREGAMOS CON LAS DISCULPAS DEL CASO TANTO AL PERIODISTA COMO A El Diario El Popular por su artículo.

GLM.





 

Volver

« Anterior // Siguiente »

 

 


Han visitado esta web

 

Copyright 2012. Todos los derechos Reservados. Lima - Perú
Diseño y Hosting por :

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player